Día nacional de los pueblos aborígenes

“Día nacional de los pueblos aborígenes”

 

 El 24 de junio es el Día Nacional de los Pueblos Indígenas en Chile. Es la fecha en que se celebra el inicio de un nuevo ciclo de la naturaleza a partir del solsticio de invierno. Ese es el día más corto del año y es así porque se trata del momento en que la Tierra está más inclinada con respecto al sol, y por ello recibe menos luz.                                                                 

 En este periodo la naturaleza se renueva. Ha finalizado la época de cosecha de la tierra que ya está preparada para su nuevo periodo de fertilidad. Este momento es considerado por los pueblos indígenas como el inicio del año. Es el tiempo en que el sol “comienza su camino de regreso” a la Tierra: vuelve la luz y la vida, las noches se acortan y los días se alargan. Hay mayor abundancia: nacen nuevos brotes, los animales cambian su pelaje y el agua de los ríos se nutre de las lluvias y deshielos.
De acuerdo al calendario institucional de celebración de efemérides, el Departamento de Humanidades (Historia (Ens. Básica Y Ens. Media), Religión y Educ. Física, con los Profesores, Eduardo Neumann Pincheira, Fidel Cid Urra; Renán Ibañez Aguirre y Rosendo Gutierrez Jeria), efectuó distintas actividades desarorladas el Viernes 23 de Junio (siendo la fecha oficial el sábado 24 de Junio), destacándose una muestra temática de distintos elementos ilustrativos: dípticos, trípticos, mapas y extractos literarios  de autores mapuches, dejando en relevancia el desarrollo cultural y presente histórico de los “pueblos aborígenes chilenos”  

 El Palín es un juego comunitario que practican los mapuche con el objetivo de fortalecer la amistad entre el lonko y su lof o entre dos comunidades. Si bien el Palín es una competencia, el acento está puesto en el encuentro y la celebración, por eso se evita provocar daño físico en los contrincantes y se acompaña de ceremonias religiosas, baile y comida. Se juega en una cancha larga y angosta llamada Paliwe, la que mide aproximadamente 90 a 100 metros de largo por unos 6 a 10 metros de ancho. Para jugarlo se requiere de una bola de madera o cuero llamada Pali y un palo de unos 1,20 a 1,3O metros de longitud que se encuentra curvado en el extremo inferior, denominada Wüño.

  Del mismo modo, se destacó una representación autóctona que realizó el Kinder, a cargo de la Profesora Pilar Vera Chamorro.  

 

 Para finalizar, se realizó una demostración del juego, “Palín”, originario mapuche, desarrollado por el Sexto Año Básico, a cargo del Profesor Rosendo Gutierrez Jeria.
      

   Representación autóctona realizada por Kinder